Construcción de políticas públicas para la gobernanza ambiental en la provincia de Tucumán

Construcción de políticas públicas para la gobernanza ambiental en la provincia de Tucumán

Autora: María del Pilar Martínez Folquer. Estudiante del diplomado en derecho ambiental latinoamericano 2da edición

El presente trabajo busca relacionar los conocimientos adquiridos a lo largo de este diplomado en Derecho Ambiental Latinoamericano con la situación en materia de educación para el desarrollo sostenible. De esta forma, se exponen tanto una observación sobre la realidad local y como las soluciones conducentes a un equilibrio socioambiental desde la implementación de políticas publicas, en este caso la educación ambiental en concordancia con los principios del desarrollo sustentable para lograr la integración de todos los habitantes en una conciencia y compromiso ambiental.

Gobernanza ambiental

La gobernanza ambiental es el gobierno y administración del medio ambiente y los recursos naturales desde su consideración como un bien común mundial, de la categoría específica de los que se dividen al compartirse[1]. Partiendo de esto y trasladándonos a la cotidianidad de la administración de los recursos, el habitante común suele tomar una postura desapegada con respecto a cuestiones ambientales. Entendiendo esa distancia en un depósito de las facultades de administración y gobierno de los recursos naturales que recae exclusivamente en la función pública.[2]

Al afirmarse el término de la gobernanza de los recursos, su asimilación debe ser comprendida por los ciudadanos como una gran responsabilidad, haciéndose parte involucrada y comprometida con el manejo de los mismos, lo cual se logra a través de la educación ambiental y otras políticas públicas que desde el Estado se promueven.

En la provincia de Tucumán, y en general en todo el norte de la Argentina, el proceso de PARTICIPACIÓN CIUDADANA, se encuentra lento, por lo que debe surgir de la función publica la invitación y la promoción de canales que lleven a todos los ciudadanos a opinar, reclamar y aportar sus vivencias sobre diferentes cuestiones, todas relacionadas con el medio ambiente, y que servirán a los para desarrollar las posibles soluciones y que se conviertan en una política pública a aplicar por el gobierno.

La falta de consenso sobre lo que es la educación ambiental puede ser la causa de algunas interpretaciones erróneas. Con frecuencia educación al aire libre, educación para la conservación y estudio de la naturaleza son todos temas considerados como educación ambiental. Al mismo tiempo, parte del problema se debe también a que el mismo término de educación ambiental es un nombre no del todo apropiado. En realidad, el término Educación para el Desarrollo Sostenible sería un término más comprensible.[3]

La educación para el Desarrollo Sostenible como desafió para alcanzar una plena gobernanza ambiental.

Las principales fallas en el logro de lineamientos claros en materia de desarrollo sostenible tienen que ver con:

– La incapacidad para integrar los objetivos sociales, económicos y ambientales en las políticas para el desarrollo sostenible.

– Falta de coherencia entre los acuerdos ambientales multilaterales e incapacidad para adaptar, aplicar y hacer cumplir la legislación medioambiental a nivel nacional.

– Incapacidad para lograr la participación pública informada en todos los niveles de toma de decisión sobre desarrollo sostenible.

En este sentido deberíamos seguir los lineamientos propuesto por el Secretario General de Naciones Unidas, quien ha marcado seis objetivos para el fortalecimiento del marco institucional para el desarrollo sostenible: 1) Garantizar la coherencia y la integración de las políticas en las esferas económica, social y ambiental; 2) Mejorar el análisis, la evaluación y el asesoramiento científico; 3) Reforzar la ejecución, supervisión y rendición de cuentas; 4) Limitar la duplicación de actividades; 5) Alentar la participación y 6) Reforzar las capacidades nacionales y locales para el desarrollo sostenible.[4]

De todo lo expuesto, trasladado a lo local, urge la necesidad de implementar políticas públicas en materia de concientización y enseñanza que involucren  y posibiliten la integración de todos los ciudadanos en la cuestión ambiental.

En la provincia de Tucumán (Argentina) el principal preocupante es la contaminación de los ríos, aquí se encuentra la segunda cuenca más contaminada del país y este fenómeno afecta a cinco provincias de la región generando graves problemas federales que en muchos casos continuaron en demandas judiciales contra empresas y denuncias penales contra sus administradores, el detonante ocurrió en el año 2011, allí los medios de comunicación se hicieron eco de esta problemática dada la catástrofe ambiental que terminó con 4 toneladas de peces muertos en el dique donde el Río Salí desemboca . [5]

Como medida, para atacar este problema desde la raíz, se implemento un proyecto de educación ambiental en el que desde los primeros años escolares se eduque a los alumnos en la toma de conciencia de su calidad de “dueños” y administradores de los recursos naturales y del medio ambiente en general.[6]

El plan comienza a desarrollarse con el fin de solucionar el problema de la contaminación generando una conciencia de participación y responsabilidad desde las diferentes áreas de la educación:

– Área de Educación Formal: Que a la vez se divide en Formación docente, con la realización del Curso de Educación Ambiental. Por otra parte la Formación de Alumnos, con la realización de talleres sobre residuos sólidos urbanos y charlas educativas sobre; Recursos Naturales y Sustentabilidad, El Agua y El Suelo.

– Área de Educación No formal: lleva a cabo el Taller de Educación Ambiental para el Desarrollo Sostenible y la Visita guiada al Vivero “La Aguadita”.

– Área de Educación Informal: Trabaja con el diseño de folletería y material de apoyo para las actividades que se realizan. Diseño de la Revista Educativa “La Tierra para los Niños”. Así como también brinda asesoramiento al público en general y dispone de una biblioteca ambiental.

Conclusiones:

Habiendo analizado el problema de la conciencia ambiental y la falta de compromiso por parte de la ciudadanía, para luego pasar a las medidas tomadas en el ámbito local para la solución del mismo consideramos que en cierta medida son insuficientes, aunque es un buen comienzo.

Personalmente tengo una mirada optimista en tanto al desarrollo de estas actividades y como gradualmente se involucran más personas, sobre todo niños y jóvenes, con creciente interés en conocer e impulsar un desarrollo sustentable en la provincia y el país. Sobre todo luego que en el año 2013 ingresara en la legislatura provincial el proyecto de ley que propone la incorporación de la “Educación Ambiental” como asignatura obligatoria en todos los establecimientos educativos públicos y privados de la provincia. Si bien ya hicimos la salvedad con respecto al uso del término “educación ambiental” y “educación para el desarrollo sostenible” la cual seria correcta.

Entre otros aspectos y objetivos, el proyecto de ley se propone desarrollar entre los alumnos, tanto del primario como del secundario, actitudes responsables en la protección del medio ambiente. Además, la iniciativa apunta a inculcar “hábitos para la apropiación cuidadosa” de los recursos de uso cotidiano.  

Las pautas de la enseñanza para el desarrollo sustentable generan de manera gradual el logro de una gobernanza en materia de recursos que equilibre las decisiones de gobierno con la de los sujetos administrados logrando la armoniosa convivencia y el desarrollo socioambiental, nunca perdiendo de vista la intima relación entre la degradación del ambiente con la del hombre como ser inserto en el él y de la sociedad toda.

 

Referencias Bibliográficas 

[1] Launay, Claire; Mouriès, Thomas; Les différentes catégories de biens. Resumen y extractos del libro « La Démocratie en miettes » de Pierre Calame (2003)

[2] Cristian Freers; “La problemática de una falta de política ambiental”; Revista “Ecoportal” (2011)

[3] Cristian Frers; “Comprendiendo la Educación para el Desarrollo Sostenible” Revista “Ecoportal” 15/05/2011

[4] Friedrich-Ebert-Stiftung. Retreat on Río+20, Background Note. Session III: Envisioning the Rio+20 outcome. 2011.

[5] “Situación ambiental crítica del Salí-Dulce” Diego Astudillo http://umbrales.com.ar/situacion-ambiental-critica-del-sali-dulce/

[6] http://www2.lagaceta.com.ar/nota/494463/los-chicos-son-menos-basura-generan-tucuman.html

[7] Experiencias, proyectos y programas de educación ambiental – Secretaría de Estado de Medio Ambiente, TUC. http://www.ambiente.gov.ar/archivos/web/UCEA/file/PROVINCIAS/Programa%20EA-Tucuman.pdf

 

Share