Extractivismo minero en el suroeste de Antioquia, más allá de la actividad una cuestión de concertación social. Caso: Pueblorrico.

Extractivismo minero en el suroeste de Antioquia, más allá de la actividad una cuestión de concertación social. Caso: Pueblorrico.

Por: Elizabeth Gallego Herrera

 

Imagen 1. Marcha por la defensa del territorio: “Suroeste de Antioquía Territorio Sagrado para la Vida”. Fuente: (RDH Fotografía, 2014)

Actualmente es evidente la imposición de modelos económicos extractivistas en gran parte de la región Latinoamericana, sin considerar la cantidad de impactos que los mismos acarrean en términos sociales y ambientales. En el contexto colombiano es amplia la variedad de recursos minerales y energéticos que pueden ser explotados, cuyas consecuencias convergen, por mencionar algunas, en: conflictos entre diferentes actores por la tenencia de tierras, la desmedida demanda del recurso hídrico y su contaminación, la degradación social sumada a la presencia de actores armados, así como los impactos negativos a los componentes paisajísticos y suelo (Contraloría General de la República , 2013 ).

En Colombia el extractivismo minero se ha venido realizando de manera no concertada con los procesos de ordenamiento territorial y ambiental, afectando la gobernabilidad de las instituciones regionales y locales, vulnerando las autonomías territoriales por la imposición de intereses promovidos desde los niveles centrales (Contraloría General de la República , 2013 ). En el departamento de Antioquía por ejemplo, para el año 2012 se tenían un total de 1.462   títulos otorgados para la explotación de metales y minerales energéticos (Gobernación de Antioquía, 2012). Ante tal panorama han emergido en el suroeste de Antioquía para los últimos años, a nivel municipal nuevas resistencias y articulaciones regionales en pro de la defensa del territorio, en municipios como Pueblorrico tales procesos de participación ciudadana se han fortalecido, permitiendo la construcción de principios para la protección y el adecuado uso de los recursos naturales.

Minería, una amenaza inminente para el suroeste antioqueño

En el suroeste de Antioquía se ha definido una zona geológica para la explotación aurífera, la cual es parte de un ramal de la cordillera Occidental, denominada el Cinturón de Oro de Colombia, ésta comprende los municipios de Valparaíso, Jardín, Támesis, Jericó, Pueblorrico, Hispania, Caramanta y Andes, municipios que históricamente no han tenido vocación minera. Es así como el Cinturón de Oro de Colombia es considero una amenaza inminente, pues a través del Plan Nacional de Desarrollo Minero se propone dar vía libre a multinacionales en la solicitud y otorgamiento de títulos mineros, lo que implica una reconfiguración de las actividades económicas, políticas y culturales de estos municipios (Cinturon Occidental Ambiental [COA], 2016).
En contraparte al Cinturón de Oro de Colombia, nace en el 2011 el Cinturón Occidental Ambiental (COA), articulación de organizaciones sociales de los mismos municipios, los cuales buscan emprender acciones contra el extractivismo, pues éste se entiende como productor de deterioro ambiental, social y económico, al ser un enclave transnacional de explotación a gran escala de recursos naturales (Göbel & Ulloa, 2014). A su vez pretenden consolidar procesos para la defensa de la vida, el agua y el territorio (Cinturon Occidental Ambiental [COA], 2016). Pueblorrico se vincula a éste, con el Comité de Concertación Social “Pueblorrico por la defensa del territorio” (CCS), siendo el eje de coordinación de la ciudadanía, la administración municipal y demás grupos organizados que llevan procesos locales, en función de la implementación de mecanismos de participación ciudadana (Periódico La Calle 30, 2014).

Pueblorrico y su proceso de concertación social

En Pueblorrico se parten de concepciones alternativas de la naturaleza y del relacionamiento de la sociedad con la misma, es así que se concibe el territorio como un “espacio de construcción colectiva, sagrado para la vida, en el cual se tejen relaciones sociales, culturales, políticas, económicas y ambientales (…)” (Cinturon Occidental Ambiental [COA], 2016), proponiendo con ello una perspectiva de gobernanza ambiental que revindica la transformación del modelo económico vigente, por medio del desarrollo de prácticas locales de gestión ambiental comunitaria (De Castro, y otros, 2015). La construcción de un Plan de Vida Comunitario en el año 2015 por medio del Comité de Concertación Social, refuerza la intensión de optar por una gobernanza del “Buen Vivir”, con base en la planeación indígena del territorio y en oposición al modelo extractivista minero. La socialización y discusión del mismo por medio de un Cabildo Abierto, permitió hacer un reconocimiento del Estado Social de Derecho Colombiano bajo el principio de la participación (Artículo 1, Constitución Política de Colombia [CC], 1991) y la soberanía del Pueblo (Artículo 3, Constitución Política de Colombia [CC], 1991).

Este Plan de Vida Comunitario está estrechamente relacionado con la participación ciudadana y su adopción debe ser considera, teniendo en cuenta las funciones de los municipios como se establece en la Ley 136 de 1994 (modificada por la Ley 1551 de 2012), lo que se considera fundamental para la construcción de un territorio en el que se procure conservar la vocación económica, campesina, étnica y cultural. El proceso de consolidación de tal participación ciudadana se robustece actualmente en Pueblorrico, tomando como base el Plan de Vida Comunitario y su objetivo de apostar a procesos de soberanía y autonomía territorial, con la convocatoria a una Consulta Popular (definida en el artículo 8º de la Ley 134 de 1994), advirtiendo la necesidad de prevenir y evitar los factores de deterioro ambiental, así mismo la necesidad de conservar el patrimonio natural y cultural, en virtud de las consideraciones constitucionales, legales, jurisprudenciales, sociales, económicas, políticas y culturales, atendiendo los principios de precaución, prevención, rigor subsidiario y progresividad, y la facultad de ordenar el uso del suelo; además reparando en que el otorgamiento de proyectos extractivos se realiza sin consultar los intereses locales y que el desarrollo de los mismos, ocasiona perjuicios ambientales, sociales, económicos y culturales al municipio de Pueblorrico. (Comité de Concertación Social [CCS], 2016).

La Consulta Popular es entonces para Pueblorrico un proceso que permite la resignificación del territorio, pues a través de tal ejercicio jurídico y político, se exige un ordenamiento ambiental y territorial acorde con las realidades y necesidades municipales, el cual se legitima por medio de la concertación de los diferentes actores involucrados. Importante también es, sopesar que en este contexto las tan complejas dinámicas que se generan a nivel territorial, provocan que dichos actores, en busca de legitimar sus propuestas hagan uso de elementos discursivos contradictorios, obstaculizando de esta manera, la buena práctica de la gobernanza ambiental y su carácter de proceso social (De Castro, y otros, 2015).

Finalmente es indispensable reflexionar el cómo se deben llevar los procesos de participación ciudadana, el cómo es posible la vinculación de las experiencias históricas, así como de los indistintos discursos que se defienden en las diferentes escalas territoriales. La gobernanza ambiental como proceso social en Pueblorrico, se está construyendo de manera permanente, se advierte actualmente como una lucha política para la defensa de la vida, el agua y el territorio, limitada como muchos otros procesos a nivel nacional y latinoamericano, por la tan variada percepción y representación que se tiene de la naturaleza.

 

Referencias Bibliográficas 

Artículo 1, Constitución Política de Colombia [CC]. (04 de Julio de 1991). De los principios fundamentales .

Artículo 3, Constitución Política de Colombia [CC]. (04 de Julio de 1991). De los principios fundamentales .

Cinturon Occidental Ambiental [COA]. (2016). Territorio Sagrado para la Vida. Medellín. Recuperado el 10 de Mayo de 2017, de https://issuu.com/creacionlibertaria/docs/territorio_sagrado_para_la_vida_coa/8

Comité de Concertación Social [CCS]. (05 de 2016). Exposición de motivos Consulta Popular Pueblorrico . Pueblorrico, Antioquía .

Contraloría General de la República . (2013 ). Minería en Colombia, fundamentos para superar el modelo extractivista . Bogotá, D.C.

De Castro, F., Hogenboom, B., Baud, M., Martínez-Alier, J., Sejenovich, H., Walter, M., . . . Baigorrotegui, G. (2015). Gobernanza ambiental en América Latina . Buenos Aires : CLACSO, ENGOV.

Göbel, B., & Ulloa, A. (2014). Extractivismo minero en Colombia y América Latina . Bogotá: UNAL.

Gobernación de Antioquía. (8 de Noviembre de 2012). Un plan de choque para organizar la gestión minera en Antioquia tiene como principio la responsabilidad del sector con las comunidades. Recuperado el 2017 de Mayo de 13, de http://www.antioquia.gov.co/index.php/prensa/historico/159-prensa-fajardo/10838-ordenar-los-tramites-mineros-ha-permitido-la-descongestion

Ley 134. (31 de Mayo de 1994). Por la cual se dictan normas sobre mecanismos de participación ciudadana.

Ley 136. (02 de Junio de 1994). Por la cual se dictan normas tendientes a modernizar la organización y el funcionamiento de los municipios.

Ley 1551. (06 de Julio de 2012). Por la cual se dictan normas para modernizar la organización y el funcionamiento de los municipios.

Periódico La Calle 30. (7 de Julio de 2014). Encuentro de Concertación Social: Pueblorrico por la defensa de su territorio. Pueblorrico, Antioquía. Recuperado el 11 de 05 de 2017, de http://lacalle30.blogspot.com.co/2014/07/encuentro-de-concertacion-social.html

RDH Fotografía. (2014). Marcha porla defensa del territorio. Pueblorrico, Antioquía.

RDH Fotografía. (2015). Panoramicas. Pueblorrico, Antioquía.

 

 

 

 

 

Share